viernes, 3 de abril de 2020

LUNES SANTO 2020


La Junta de Gobierno de la Hermandad ha ideado una forma para que los hermanos podamos vivir desde nuestros hogares el Lunes Santo de la mejor manera posible y que desde la intimidad de nuestros hogares podamos sentirnos unidos junto al Señor de la Salud y a Santa María de la Estrella.

De esta forma para el Lunes Santo, 6 de abril de 2020, desde el canal de YouTube de la Hermandad, que podéis ver en la siguiente dirección: https://www.youtube.com/channel/UCweadZ3l-bm16OR6Rq0Uhug podréis seguir la siguiente programación a partir de las 20.00 horas, que es cuando la procesión se hubiera puesto en marcha:

-          - Oración dirigida por la Fraternidad Franciscana ante las Sagradas Imágenes de Nuestro Padre Jesús de la Salud y María Santísima de la Estrella. Todos los hermanos, devotos y fieles podremos participar desde nuestros domicilios, juntos, en los rezos como los que se realizan antes de comenzar la procesión. Los hermanos podemos llevar en nuestras casas durante la oración la medalla de la Cofradía al cuello como símbolo de pertenencia a la misma.

-          - A continuación una selección de distintos vídeos en los que se verá al Señor de la Salud, la Virgen de la Estrella y distintos elementos procesionales ambientados con marchas que iban a sonar en la procesión, saetas dedicadas a los Sagrados Titulares compuestas para este año, poesías enviadas por hermanos… Con ello pretendemos que quien lo desee pueda tener un rato de reflexión interna de la misma forma que lo hubieran tenido vistiendo la túnica de nazareno, acólito, mantilla, monaguillo o costalero.

*Los hermanos que deseen mandarnos sus oraciones, poesías… para incluirlas en el vídeo pueden hacerlo hasta el Domingo de Ramos por la noche.

Fotos: Fernando Montes


Esta es la forma en la que tenemos que vivir este año nuestra procesión del Lunes Santo, deseamos que sea provechosa espiritualmente para todos los hermanos y animamos a que nos acompañen cuantos cofrades, devotos y fieles lo deseen, pues dedicaremos el Lunes Santo para pedir al Señor y a su Madre bendita por los fallecidos y enfermos del Covid 19 y por el pronto cese de esta pandemia.

jueves, 2 de abril de 2020

COMUNICADO JUNTA DE GOBIERNO

Queridos hermanos, Paz y Bien:

De nuevo nos ponemos en contacto con vosotros en esta época en la que nos ha tocado vivir en la que se hace más necesario que nunca repetir el lema de nuestra Hermandad cada día: “Fuertes en la Fe, seguros en la Esperanza y ricos en el Amor”. Así desde que se decretó el Estado de Alarma en nuestra nación el pasado sábado 14 de marzo al finalizar el Solemne Quinario en honor de Nuestro Padre Jesús de la Salud, no hemos cesado en pensar y trabajar para cumplir ese lema cada día de este confinamiento.

Somos fuertes en la Fe de que el Señor Jesús es camino y vida. No cesan las rogativas al Señor de la Salud, las oraciones a san Francisco de Asís y a san Sebastián; las continuas coronas franciscanas ofrecidas a María Santísima de la Estrella para el cese de esta epidemia. Sabemos y confiamos en Ellos, para que nos cuiden, para que guarden a todos bajo su intercesión y podamos reunirnos de nuevo una vez pase esto. Esta situación está poniendo a prueba en nuestra Fe, estamos como los apóstoles en la barca con el Señor, aterrados mientras le reprochamos a Jesús que por qué no hace nada. Él, el Señor de la Salud nos calma y nos da la serenidad y valentía de que no estamos solos, de que con Él, confiando en Él, todo se pasa. Recordamos con profundo dolor, durante estos días, a los enfermos, los fallecidos, las familias rotas por el dolor y el sufrimiento rogando continuamente por el fin de esta pandemia.



Confiamos en Cristo, como lo hizo Santa María de la Estrella. Ella, a pesar del dolor de ver a su Hijo torturado y condenado a una Injusta Sentencia, permaneció firme, de pie a su lado. María es la maestra de la Esperanza, ella nos guía en esta noche de tormenta como estrella que es. Mirándola podemos saber nuestro camino y así lo seguimos haciendo. Seguimos pensando actos para después de esta epidemia, la bandera concepcionista se ha seguido elaborando en las casas, algunos hermanos han decorado sus casas para la Semana Santa (cosa que animamos a hacer) y estamos seguros de que viviremos una Estación de Penitencia auténtica y especial este Lunes Santo. Esperamos con María, seguros de la resurrección de Jesús, una Pascua nueva, donde poder construir una sociedad más justa, mejor y que ponga la vida en el centro de la existencia.

No estamos solos en la barca, hay quienes echan anclas de caridad para ayudar a la lucha contra esta terrible enfermedad. Desde nuestra Hermandad, siendo conscientes del gran esfuerzo que están realizando tantas personas para luchar por la SALUD, teniendo incluso a muchos hermanos en primera línea en esta batalla contra este enemigo invisible, quisimos ayudar desde un primer momento. Nos hemos unido a Cáritas de Coria Cáceres con una decena de voluntarios que están dispuestos para ayudar a todas las personas más vulnerables que lo necesiten. Animamos a los hermanos que quieran ayudar a que se pongan en contacto con nosotros. Este grupo de voluntarios, al que la Junta de Gobierno desde aquí les agradece públicamente su labor, llevan montadas 300 máscaras de protección en colaboración con la comunidad de makers de Extremadura en colaboración con CATELSA y la mercería MAEVA. Así mismo nuestra Hermandad también se une aportando económicamente al fondo conjunto para paliar las carencias de material sanitario por esta crisis que desde la Unión de Cofradías Penitenciales se ha impulsado.




Finalmente, también estamos trabajando en hacer más amena esta cuarentena a los hermanos y cofrades en general, especialmente a los pequeños de la casa, a través de manualidades, dibujos y desde hoy también con un recortable con el que se podrá hacer una maqueta del proyecto de misterio del Señor de la Salud, que podréis conseguir gratuitamente solicitándolo a la Hermandad de la forma que indicaremos en la redes sociales.



Sin más, pedimos al Señor para que todos nuestros hermanos estéis bien y que el Coronavirus Covid-19 no nos afecte a nosotros ni a nuestras familias, y en caso contrario, que sus efectos sean leves, de rápida convalecencia y total recuperación. Permanecemos unidos en la oración a nuestros Titulares para que todo esto pase cuanto antes.

Cáceres, 2 de abril de 2020. 

 La Junta de Gobierno. 

ROGATIVA AL SEÑOR DE LA SALUD PARA QUE FRENE LA PANDEMIA DEL CORONAVIRUS 

Dios omnipotente, que mandaste a tu Hijo Jesucristo para que fuera la salvación de la humanidad, libra a tus hijos de las consecuencias de la epidemia.
Tú, Señor, Rey de reyes, infunde sabiduría y generosidad a todas las autoridades y personas con responsabilidades en la sociedad para que tomen medidas acertadas en estos momentos de incertidumbre.
Señor Jesús, Salud de cuerpo y alma, otorga fuerza y valor a los médicos, enfermeros y personas que cuidan a los enfermos.
Dios del Universo, atiende la aclamación de este pueblo acechado por la epidemia y por la gloriosa intercesión de María Santísima de la Estrella, Virgen y Madre, de su esposo San José, del Seráfico Padre San Francisco de Asís y de los Gloriosos Mártires San Sebastián y San Jorge, ayude a este pueblo tuyo que peregrina en la tierra.
Por Jesucristo, tu Hijo, Padre y hermano nuestro, que vive y reina contigo, en la unidad del Espíritu Santo Paráclito, por los siglos de los siglos.
Amén

martes, 24 de marzo de 2020

CRÓNICA CULTOS AL SEÑOR DE LA SALUD 2020

Esta Cuaresma 2020 está siendo para todos los españoles un duro camino. Nuestra Hermandad, salvo por la Función Principal de Instituto aplazada a noviembre, ha podido desarrollar los cultos anuales que dedicamos al Señor de la Salud a pesar de la incertidumbre que se atisbaba.



El sábado 29 de febrero un buen número de hermanos y fieles se dieron cita en el Templo Conventual de Santo Domingo para participar en el solemne Vía Crucis presidido por la imagen de Nuestro Padre Jesús de la Salud por las calles de nuestra ciudad histórica, realizando estaciones en los conventos de hermanas clarisas de santa Clara y san Pablo. El Señor de la Salud aparecía ataviado con la túnica de terciopelo marrón que normalmente lleva durante los cultos del Seráfico Padre San Francisco de Asís, así como el cíngulo franciscano. En el paso se podían ver por primera vez en él los cuatro faroles de madera que se estrenaron el año pasado y que fueron ideados para este paso. El exorno floral consistía en tulipanes y fressias en tonos malva y orquídeas, ranúnculos, alstromelias y crisantemos en tonos naranjas y tostados, complementado con espinosteñidos.

El Vía Crucis transcurrió con la solemnidad acostumbrada pudiendo cargar con el Señor todos los hermanos que lo desearan, teniendo igualmente un importante cortejo de hermanos con hachetas y monaguillos. Especiales momentos fueron en los que la Coral In-Pulso intervino con piezas musicales que animaban al recogimiento y la oración.








Fotos: José Luis Plaza
El siguiente viernes, 6 de marzo, los fieles y devotos volvían a ocupar los bancos de Santo Domingo donde se prepararon para vivir la vigilia de oración que el Grupo Joven de la Hermandad había organizado antes de comenzar el Devoto Besamanos al Señor. En un templo iluminado por la luz de más de 200 velas, la vigilia comenzó con la Exposición de Su Divina Majestad delante del Señor de la Salud. La adoración eucarística estuvo animada por el órgano del templo, una bella reflexión por fray Miguel Ángel quien dirigió la vigilia y actos como la entrega de la luz al Señor por todos los jóvenes. Agradecemos la asistencia al Delegado de Cofradías y Hermandades D. Francisco Javier Romero a este acto. Seguidamente se procedió al Devoto Besamanos donde ya se advirtió que no se podía besar ni tocar la imagen, haciendo una reverencia ante la Sagrada Imagen.








Así el sábado y el domingo se celebró el devoto Besamanos donde los fieles sustituyeron el beso por una reverencia al Señor y grandes momentos de oración. Desde aquí agradecer a los hermanos que escoltaron al Señor por su cercanía con los fieles y la preocupación por extremar las medidas de prevención. La capilla del Señor era una gran catequesis con el lema de la carta cuaresmal del Papa Francisco:«En nombre de Cristo os pedimos que os reconciliéis con Dios» (2 Co 5,20)  

En una capilla forrada con damascos granates se encontraba el Señor de la Salud ataviado con la túnica de terciopelo color cardenal, las potencias de plata de ley, carey y amatistas, y el cíngulo de plata. El Señor aparecía como el medio redentor ante un Gólgota con la cruz triunfante en la cima y distintos elementos formando una vanitas. Así en la base del monte realizado con corcho, musgo, minerales y fósiles, aparecían representaciones de los poderes terrenales, de los pecados viejos y actuales entre flores marchitas, espinos, cactus y maleza. A los pies de la Santa Cruz y entre un monte florido y vivo elementos de devoción como la corona franciscana, el rosario, las normas de ayuno y abstinencia, novenas y misales. Estos elementos llevan al fiel a santificar su alma y poder redimirse.

A ambos lados del monte dos ejemplos de penitencia y santidad, san Pedro de Alcántara y san Roque. Estos dos ejemplos ya gozan de la visión de la gloria de Dios y es a lo que el devoto que se acerca al besamanos debe sentir, desechar la banalidades terrenales y aspirar a los tesoros del Cielo. Así, dos grabados antiguos sobre el sacramento de la reconciliación y la salvación de las almas por las llagas de Cristo, explican al fiel la redención del Señor.

Destacar de la decoración el exorno floral, especialmente las dos ánforas más grandes del paso de la Virgen de la Estrella adornadas con rosas cool water y ocean song, orquídeas, fresias, claveles, statice, flor de cera...

















Más de mil personas pasaron delante del Señor de la Salud, orando ante la epidemia que se avecinaba y se oía entre los medios de comunicación. Da la casualidad que a pesar de estar pensado el montaje desde enero, se pudo venerar la imagen de san Roque, terciario franciscano protector contra las epidemias al igual que san Sebastián al que en nuestra Hermandad invocamos cada día para proteger nuestra ciudad de esta terrible enfermedad.





El martes, el presbiterio de Santo Domingo amanecía con el retablo efímero del Señor de la Salud con más de una treintena de cirios encendidos. El Quinario, predicado por los padres franciscanos, a los cuales agradecer que asistiera toda la comunidad todos los días y las bellas palabras dedicadas al Señor y a la Hermandad. Según iban pasando los días, las medidas se endurecían teniendo que reaccionar en cuestión de días y a partir del jueves, de horas. El Cabildo General transcurrió con normalidad aunque la asistencia bajó, también en la permanencia de los cultos, muchos fieles asistían pero no se quedaban mucho tiempo. El viernes no se pudieron realizar las actividades programadas por el Grupo Joven ante las medidas que estaba tomando la Diócesis y el Ayuntamiento, así hasta el Vía Crucis tuvo que rezarse desde los bancos siendo dirigido hacia el Señor con oraciones de rogativas que los frailes le hacían. 

El sábado, tras decidir el aplazamiento en el día anterior de la Función Principal a los cultos de la Virgen en noviembre, y con las calles desiertas se pudo celebrar el último día de quinario, muchos hermanos realizándolo desde sus domicilios y una pequeña representación de hermanos en el templo, junto a la comunidad franciscana. Siendo previsores desde el viernes dispusimos todo para que si no podíamos volver al templo, el Señor de la Salud estuviera dignamente presidiendo el presbiterio durante toda la cuarentena y desde allí proteja al pueblo de Cáceres mientras los hermanos realizamos las rogativas.

Así el domingo por la mañana llegó la noticia del cierre de los templos y nos despedíamos de poder visitar al Señor y su Madre aunque los frailes siguen cuidando de nuestros Titulares y orando por todos nosotros.







Fotos: Archivo Hdad.

domingo, 15 de marzo de 2020

SUSPENSIÓN DE LA PROCESIÓN DEL LUNES SANTO - MEDIDAS AL RESPECTO

Foto: Carlos Hermoso
La Junta de Gobierno de esta Franciscana Hermandad Penitencial, debido a la no celebración de la procesión del Lunes Santo tras el consejo de la Conferencia Episcopal Española para así evitar el avance de la enfermedad del coronavirus Covid-19, ha acordado:

1.- Que tanto la Casa de Hermandad como la Ermita de los Mártires permanecerán cerradas hasta nueva orden. Debido a que el Señor de la Salud se encuentra en estos momentos presidiendo el presbiterio de Santo Domingo al haber coincidido su Solemne Quinario con la alerta sanitaria, su desmontaje se realizará cuando sea posible.

2.- Los hermanos que hubieran alquilado ya tanto los trajes de nazareno, capelina, acólito o monaguillo podrán devolverlos una vez se indique, previsiblemente tras Semana Santa. La Hermandad devolverá el importe del alquiler, salvo que los hermanos deseen quedarlos de donativo.

3.- Los hermanos y devotos que ya hubiesen donado la cera tanto para el paso del Señor de la Salud como de María Stma. de la Estrella la Hermandad le reserva esos donativos y cera de cara a la próxima procesión.

4.- Los hermanos que aún no hubieran pagado la cuota por la modalidad de cobrador podrán satisfacerla una vez vuelva a abrir la Casa de Hermandad o ingresándola en el número de cuenta ES25 3001 0043 3543 1000 0861 de Caja Almendralejo, indicando su nombre y como concepto “Cuota 2020”.

5.- Debido a los numerosos hermanos que ya se han puesto en contacto con la Junta de Gobierno queriendo colaborar adquiriendo las papeletas de sitio de la procesión del Lunes Santo, lo cual agradecemos y engrandece al conjunto de la Hermandad, éstas se expedirán en la Casa de Hermandad una vez se indique, previsiblemente tras Semana Santa.

6.- La Hermandad, de cara a esta Semana Santa, ya había realizado los encargos de distintos elementos necesarios para la procesión, tales como cera e incienso, lo cual ya está abonado a las correspondientes empresas. Igualmente se ha puesto en contacto para mostrar su solidaridad y ayuda a otros negocios que directamente se ven afectados por la suspensión de las procesiones, tales como nuestro proveedor de flores, ropa de costaleros o las bandas que nos iban a acompañar este Lunes Santo, a las que como se ha indicado, ayudaremos al tener en la Semana Santa su principal ingreso.

Con todo esto, pedimos a los hermanos una oración por los enfermos y fallecidos en esta pandemia. Oremos a nuestros Sagrados Titulares, el Señor de la Salud, la Virgen de la Estrella y a San Francisco de Asís por ellos; así como que nos proteja el glorioso mártir San Sebastián, histórico protector contra epidemias en nuestra ciudad. Pidamos a todos ellos que nos cuiden y guarden en estos momentos y nos fortalezcan en la Fe para vivir de una forma distinta y más íntima la Semana Santa.

Cáceres, 15 de marzo de 2020, fecha en la que nuestra Hermandad debía celebrar su Función Principal de Instituto.

            La Junta de Gobierno.



ROGATIVA AL SEÑOR DE LA SALUD PARA QUE FRENE LA
PANDEMIA DEL CORONAVIRUS

Dios omnipotente, que mandaste a tu Hijo Jesucristo
para que fuera la salvación de la humanidad, libra a tus
hijos de las consecuencias de la epidemia.

Tú, Señor, Rey de reyes, infunde sabiduría y generosidad
a todas las autoridades y personas con responsabilidades
en la sociedad para que tomen medidas acertadas en estos
momentos de incertidumbre.

Señor Jesús, Salud de cuerpo y alma, otorga fuerza y valor
a los médicos, enfermeros y personas que cuidan a los enfermos.

Dios del Universo, atiende la aclamación de este pueblo
acechado por la epidemia y por la gloriosa intercesión de
María Santísima de la Estrella, Virgen y Madre, de su esposo
San José, del Seráfico Padre San Francisco de Asís y de los
Gloriosos Mártires San Sebastián y San Jorge, ayude a este pueblo
tuyo que peregrina en la tierra.

Por Jesucristo, tu Hijo, Padre y hermano nuestro, que vive y reina
contigo, en la unidad del Espíritu Santo Paráclito, por los siglos de los siglos.
Amén.

sábado, 14 de marzo de 2020

COMUNICADO COFRADÍAS DE CÁCERES

Lamentamos comunicar que este año, debido a la pandemia del coronavirus, las cofradías de Cáceres hemos decidido no realizar las procesiones de Semana Santa.

Elevamos una oración al Señor de la Salud y a la Virgen de la Estrella por todos los enfermos y fallecidos por esta causa y pedimos a los gloriosos mártires San Sebastián y San Jorge, tradicionales protectores contra epidemias en nuestra ciudad, por la pronta remisión de la enfermedad.